La práctica de la Agencia de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) de prohibir la entrada a personas que piden asilo en la frontera sur de Estados Unidos es sistemática, lo documenta una nueva moción

Contacto: press@ccrjustice.org

Nueva evidencia es parte crítica de una demanda colectiva que acusa a los EE.UU. de prácticas ilegales

 

14 de noviembre 2017, Los Ángeles Hoy, el grupo Al Otro Lado de defensa de los derechos de inmigrantes basado en Los Ángeles, y seis personas que solicitan asilo, presentaron una moción para obtener una clasificación de colectivo en su demanda contra oficiales del Departamento de Seguridad Nacional de los EE.UU y la Agencia de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP por sus siglas en inglés) en una corte de distrito federal en California, desafiando así la práctica del gobierno de privarle el acceso al proceso de asilo de EE.UU. a personas que solicitan asilo, lo cual es una violación clara tanto de la ley internacional como de EE.UU. Los demandantes demuestran que la práctica de CBP de bloquear el acceso al proceso de asilo es sistemática, y por lo tanto, los individuos que buscan asilo deben ser permitidos a representar a todos aquellos que buscan asilo que han sido sujetos o serán sujetos a esta práctica. Al Otro Lado y las personas demandantes individuales son representadas por el American Immigration Council, el Center for Constitutional Rights, y un bufete de abogados internacional.

La moción está basada en docenas de declaraciones de personas a quienes se les ha negado acceso al proceso de asilo en los EE.UU y varios defensores de derechos humanos que asimismo son familiarizados con las prácticas de CBP. La petición documenta las experiencias de cientos de personas refugiadas que buscan asilo que fueron rechazadas en los puntos de entrada en la frontera de los EE.UU y México. Para llevar a cabo la práctica de prohibir la entrada, CBP utiliza una variedad de tácticas—incluyendo el difundir la desinformación, amenazas e intimidación, amenazas de separación forzosa de familias/entrega de menores al sistema de acogida temporal foster care, abuso verbal y físico, y coerción—forzando a muchas de las personas que están escapando persecución a regresar a países donde enfrentan violencia grave y riesgo de muerte.

A muchas personas se les prohibió ilegalmente la entrada múltiples veces, a pesar de que expresaron el miedo extremo a regresar a sus países de origen en vista de la auténtica crisis humanitaria existente en México, Haití, y ciertos países de Centro América.

De acuerdo a las declaraciones presentadas sobre los hechos en apoyo a la moción:

  • Oficiales de CBP regularmente brindan información errónea sobre el proceso y ley de asilo de los EE.UU. Las personas refugiadas que intentaron aplicar para asilo en las puertas de entrada en la frontera entre los EE.UU. y México se les dijeron que los Estados Unidos, “ya no daba asilo,” que los Mexicanos y Centro Americanos ya no podían aplicar para el asilo, o que la administración de Trump había aprobado una nueva ley que pone fin al asilo.  

  • CBP ilegalmente coopera con autoridades mexicanas para privar a refugiados de la oportunidad de buscar la protección. A docenas de personas se les dijeron que la única manera de buscar asilo era una sistema de “boletos” manejada por las autoridades mexicanas.

  • CBP amenaza con separar a menores de sus padres para disuadir a que familias apliquen a asilo. Por ejemplo, otra mujer reporta que le advirtieron que, si aplicara a asilo, “ellos me separarían de mis hijas y me deportarían.”

  • Los oficiales de CBP coercen a los solicitantes de asilo para que retiren sus solicitudes de asilo y firmen documentos falsos. A una mujer le dijeron que si no grababa un video diciendo que no tenía miedo de regresar a México, CBP detendría a sus hijos indefinidamente. Bajo coacción, grabó el video, pero negó a firmar un formulario retirando su solicitud de admisión; en su lugar, los oficiales de CBP simplemente escribieron "no dispuesta a firmar" en el formulario en lugar de su firma.

  • Los oficiales de CBP utilizan violencia verbal y física para prohibir la entrada a personas refugiadas buscando asilo. Una recibió un empujón de un oficial que le dijo “no queremos a mexicanos aquí,” mientras oficiales de CBP atacaron a una mujer transgénera y la arrastraron físicamente para sacarla del punto de entrada luego de que solicitó asilo. Una activista LGBT perseguido en su país de origen por su sexualidad también fue golpeado por oficiales de CBP cuando se negó a salir de un puerto de entrada después de que le dijeron que no podía solicitar asilo.

 “Nosotros en Al Otro Lado hemos visto y documentado la conducta ilegal y cruel de CBP en contra de personas refugiadas en nuestra frontera sur, que se ha intensificado rápidamente desde la elección de Donald Trump,” dijo Erika Pinheiro, Directora de Políticas y Tecnología de Al Otro Lado. “La corte debe ordenar alivio para aquellas personas que han sufrido los abusos de CBP y para toda persona refugiada en búsqueda de asilo en el futuro para que ejerciten su derecho a protección.”

Melissa Crow, Directora de Litigación del American Immigration Council dijo, “La gran cantidad de evidencia presentada por los demandantes no deja dudas de que CBP ha violado la ley tanto de EE.UU como internacional en los puertos de entrada a través de la frontera de los EE.UU y México. Al privar sistemáticamente a los solicitantes de asilo de su derecho a buscar protección, el gobierno de los EE.UU. está agravando el trauma que han soportado. Esta demanda tiene como objetivo poner un fin a estas prácticas, que no solo son ilegales, pero inmorales.”

“La conducta desmedida de CBP muestra desprecio por la protección y dignidad de personas extremadamente vulnerables que buscan protección y acogida en los Estados Unidos,” digo el Director Legal del Center for Constitutional Rights Baher Azmy. “Las personas que han brindado declaraciones en apoyo a este caso han demostrado una enorme valentía para buscar una mejor vida para sus familias, y al apoyar los derechos y las esperanzas de otras personas que necesitarán refugio de peligros en el futuro.”

El caso, Al Otro Lado v. Duke, No. 2:17-cv-05111, está actualmente pendiente en el Tribunal de Distrito de EE.UU. del Distrito Central de California.

Para mayor información visite las páginas del Center for Constitutional Rights y del American Immigration Council.

El American Immigration Council es una organización 501(c)(3 sin fines de lucro, una voz ponderosa de la promoción de leyes, políticas públicas y actitudes que le hacen honor a nuestro orgullo por la historia de nuestra nación de inmigrantes. A través de investigación y análisis de políticas, litigios y comunicación, e intercambio internacional, el Concejo busca darle forma a la visión del siglo XXI de la experiencia inmigrante en los Estados Unidos.

El Center for Constitutional Rights se dedica al avance y protección de los derechos garantizados por la Constitución de los Estados Unidos y la Declaración de Derechos Humanos. Fundada en 1966 por abogados que representaron al movimiento de derechos civiles en el sur, CCR es una organización legal y educativa sin fines de lucro comprometida al uso creativo de la ley como una fuerza positiva para el cambio social. Visite www.ccrjustice.org y síganos @theCCR.


The Center for Constitutional Rights is dedicated to advancing and protecting the rights guaranteed by the United States Constitution and the Universal Declaration of Human Rights. Founded in 1966 by attorneys who represented civil rights movements in the South, CCR is a non-profit legal and educational organization committed to the creative use of law as a positive force for social change.

Last modified 

November 14, 2017